Obrázky na stránke
PDF
ePub

muy de notarse sus palabras: juventutem, ubi familiares opes defecerunt, ad facinora incendebant. Concluyamos pues, que no está sano el cuerpo en que cada dia varian los simptomas, ni el pueblo en que florecen y menudean las modas y el rigorismo. En esto se vieron ya de vuelta en medio del Prado, y en la precision de separarse, quedando todos aplazados para juntarse á comer el dia siguiente en la casa de Don Modesto, que dixo tenerla en la calle del desengaño, y continuar hablando de asuntos. literarios é instructivos. A esa calle, dixo Don Feliciano, deberian venir á dár los que viven en la de sí propio y en la de la libertad, y entonces quizá empezarian las gentes á pensar de otro modo; pero ya es preciso suspender nuestra conversacion, porque ya estamos en la precision de separarnos, pues se hace tarde.

Et jam summa procul villarum culmina fumant.

Con lo que se despidieron y separaron muy satisfechos de la erudicion que habia manifestado Don Modesto, y muy gozosos de la instructiva y divertida conversacion que habian tenido aquella tarde.

DIA SEGUNDO.

A1 siguiente dia, y á la hora en que habian quedado aplazados, que fué la de la una, para dar lugar á que Don Modesto se hubiese desembarazado de las precisas ocupaciones de su empleo, entraron progresivamente en la casa de éste Don Feliciano y bien á poco Don Anselmo, ansiosos ámbos de continuar la gustosa conversacion que habian tenido la tarde anterior, y para que fuese mas sazonada é instructiva, y recar yese sobre asuntos que pusiesen á Don Modesto en la ocasion de que hiciese alarde de la mucha instruccion y extensa literatura que en él habian advertido, cada uno iba previniendo para proponer asunto, y cada uno se habia desvelado en reproducir en su memoria lo que habia leido, y en elegir y venir prevenido con las especies que les parecian ménos vulgares y mas á propósito para hacer la conversacion mas divertida é instructiva. Entrados en una pieza retirada que servia solo á Don Modesto, y en que tenia sus libros, tosmó la mano Don Feliciano diciendo: bien se tendió ayer sobre las modas y

کره

demas asuntos que por conexion de ellas se batieron; y hoy es menester que no sea nada ménos, y que si entre los tres hemos de llevar adelante el pensamiento de tener en estas Pasquas unas conferencias que imiten á las de aquellos amigos que induce Macrobio en sus Convites Saturnales, se proponga para asunto de hoy alguna cosa que sirva igualmente á la curiosidad y á la instruc→ cion que yo pienso llevar de Vms. para mullírselas bien al Cura de mi lugar que se pica algo de Humanista y Antiquario; y aun al Dómine, que en cierta conversacion me las apostó sobre el verdadero sentido y explicacion de aquel verso de la tercera Égloga de Virgilio. Cumfaciam vitula pro frugibus ipse venito. en cuya traduccion y explicacion quiso lucirlo, haciendo en voz un gran Comentario que duró mas de una hora, y creo que ensartó mas desatinos que palabras, queriendo contraerlo todo á sus reglas y preceptos gramaticales.

El tal versillo, dixo Don Modesto, ha atormentado mucho los ingenios, ni mas ni ménos que los puntos astronómicos que tocó Lucano, como lo afirma en su esfera Juan de Sacrobosco, y anotador Elías Vinneto, explicando aquellos versos:

su

Ignotum vobis, Arabes, venistis in orbem, &c.

El Mantuano, que en sus obras se mostró peritísimo en todas materias, y particularmente en la propiedad de los sacrificios, voces y términos sacrificales, tocó en el referido verso un punto bien antiguo é intrincado de Liturgia Ethnica. Si hemos de creer á Macrobio (1), se encontraba entre los Pontificales y Litúrgicos el verbo vitulari, que significaba lo mismo que voce lætari: en cuya confirmacion es de verse el Antiqua. rio de Lubino (2), donde citando á Festo, dice: vitulans, lætans gaudio ut in prato vitulus, lo que sin duda se tomó de Vitula, una de las deidades gentílicas, á quien hacian diosa de la alegría, y á quien por la conservacion y sazonamiento de las mieses sacrificaban una becerra, que por esto pudo llamarse vitula, como vitulacion el citado sacrificio: y con esto se descubre el verdadero sentido del verso Virgiliano, que en mi concepto no es otro, que convidar Dámetas á Yola á que venga al sacrificio de vitulacion ó de alegría que pensaba

(1) Macrob. Saturnal. lib. 3. (2) Gubin. lit. U,

[ocr errors]

hacer por la conservacion y fertilidad de las mieses. Esta misma propiedad y significacion de la voz vitulacion se indica por Pierio en el tercero de sus Geroglíficos; en cuyo sentir aquella expresion del Psalmo (1); circumdederunt me vituli multi, alude á los hombres gesticuladores y llenos de festiva y lasciva alegría de los que el Real Profeta se quejaba hallarse rodeado; y debo añadir, para mayor ilustracion de este punto de antigüedad, que la invencion de la falsa deydad Vitula, el hacerla diosa de la alegría, y sacrificarla por las mieses una becerra, pudo tomarlo la supersticion y ceguedad gentílica del sueño de Faraon (2) y de la interpretacion que dió el Patriarca Josef á las siete bacas pingües y lucidas que salian del Nilo, y significaban otros tantos años de abundancia, y de la alegría é hilaridad que esta causó á los vivientes.

Con esto calló Don Modesto, y advirtiéndolo Don Anselmo, dixo: aun no está bien apurado el asunto, y aun nos defrauda Vm. del gusto que recibiriamos en que explicase lo que indicó de la suma instruccion de Virgilio y de la propiedad con que se explicó en las vo

[merged small][ocr errors]
« PredošláPokračovať »