Obrázky na stránke
PDF
ePub
[ocr errors]

79

ce:

Estando la Corte en Toledo, D. Antonio de Fonseca, caballero principal de Toro, casó con Doña Isabel Freyre, una dama de la Emperatriz , á cuya muerte

hizo Garcilaso una parte de la I. Egloga, , que lloró Boscan, habiendo sido su ser

vidor antes que se casase; el en nombre de Nemoroso, de nemus; y ella en nombre de Elisa , de Elisabet , ó Isabel, que todo es uno:

99

99

[ocr errors]

99

[ocr errors]

30 Responde el Tajo, y lleva presuroso Al mar de Lusitania el nombre mio &c. „( Egl. III.)

99

1

99

„ porque era Portuguesa ; aunque algunos

comentadores de Garcilaso niegan que no fue Boscan este Nemoroso, diciendo

que fue el mismo D. Antonio de Fonseca, por„ que casó con ella : en lo qual yerran,

99

99

9

s, porque D. Antonio de Fonseca en su ving da hizo copla, ni fue de la compañía de

Garcilaso como Boscàn , ni tuvo ramo de donde saliese y se deduxese, como

como de Boscan nentus

Nemoroso. Y volviendo al dicho, murió Doña Isabel luego luego como ng con ella D. Antonio se casó, y por eso 99 D. Hurtado, Marques de Cañete, discre

tísimo caballero , que fue despues Virrey del Perú, dixo : o dichoso hombre, que se casó con su amiga, y se le murió su

وو

[ocr errors]

99

99

99

[ocr errors]

99 muger!“

PRO

PROLOGO

DEL EDITOR.

La propiedad y elegancia de nuestra Lengua ha padecido tanto en las infelices manos de ruines Escritores , y ha llegado por culpa de ellos á tal decadencia, que es preciso cause lástima á todo buen Español. Muchos grandes hombres han observado que la excelencia de las lenguas , su permanencia y extension, crece y mengua

al

paso que la pujanza de los Imperios, y que la habla de los Pueblos se perfecciona y derrama al abrigo de sus victorias. Esta observacion es muy verdadera; y la série de los progresos de la Lengua Castellana hasta nuestros dias demuestra mas su certeza.

De

Desembarazose España en el siglo XV. de las guerras interiores que la fatigaron tanto tiempo; y á proporcion que fue afirmándose su Imperio, nacieron la suavidad de costumbres, y la cultura de la lengua. En el Reynado de Don Juan el II. se dexó ver el crepúsculo de esta moral revolucion. Entraron á gobernar Fernando V. y Isabel, y con su admirable talento, no solo ensancharon los límites de esta Monarquía con tantas conquistas interiores y ultramarinas , sino que con aquella gracia , solo dada á los ingenios que por privilegio coloca la naturaleza sobre el Trono, formaron un número de hombres eminentes en todas clases : crearon los espíritus : les comunicaron un modo de pensar mas elevado: suavizaron sus modales : y de esta semilla vino la copiosa cosecha de Héroes que vió despues la edad de Carlos V. Sostúvose has

ta

ta principios del Reynado de Felipe III.; pero á guisa de aquellos terrenos que recien abiertos dan colmados frutos, y si les falta el empezado cultivo producen en fuerza de la bondad de su suelo , disminuyéndose cada año los tesoros que al fin niegan totalmente : así se vió que la fecundidad de los ánimos Españoles fue produciendo en fuerza de las labores primeras , y disminuyéndose en razon de lo que se apartaba de su origen, hasta que á últimos del siglo XVII. quedó enteramente esteril. Los mismos pasos fue siguiendo nuestra Lengua : nació, creció, y envejeció por los mismos grados; notándose tambien que los progresos hacia la perfecçion fueron rápidos, y la decadencia lenta y perezosa como la del Imperio. ¿Qué tropel de Escritores no produxo España al tiempo mismo que Cárlos V. traía asustada toda la Europa con sus armas ? Baxo Felipe

« PredošláPokračovať »